I + D

|I + D
I + D2018-10-16T18:46:24+00:00

I + D + i

Para prestar los mejores servicios a nuestros clientes, invertimos continuamente en formación de nuestro personal y en tareas de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i). Aparte de I+D+i en áreas como virtualización de escritorios y cloud computing, centramos la investigación en temas de red inteligente de energía, también conocida como Smart Grid, así como en productos relacionados con la eficiencia energética, gestión de la demanda, automatización y entretenimiento en el hogar.

¿Por qué necesitamos una Red Inteligente?

Es difícil almacenar la electricidad. El almacenamiento puede ser costoso o con un grado de eficiencia baja. La forma más habitual de almacenamiento a gran escala es a través de centrales hidroeléctricas reversibles, que habitualmente turbinan/bombean agua entre dos embalses a distinta altura. Así, transforman la energía potencial del agua en electricidad y a la inversa, con un grado de eficiencia aproximada de un 80%. Es decir, un 20% de energía se pierde en el proceso. Sin embargo, esta manera de almacenamiento es ya de las más eficientes.

Este problema de almacenamiento la red eléctrica actual, condiciona la producción a la demanda puntual de energía. Esto significa que en el momento que un consumidor enciende, por ejemplo, el aire acondicionado, se traduce en un incremento de la demanda y la suministradora eléctrica regula e incrementa la producción de electricidad, manteniendo así un equilibrio entre producción y demanda.

Esta regulación de la producción es posible en plantas de generación de carburantes fósiles o plantas nucleares. De cara al futuro, el objetivo es reducir el uso de estas plantas y sustituirlas por energías renovables como la energía solar o eólica. El gran problema en el uso de estas energías es su naturaleza intermitente. Es decir, el sol no está cuando quieres y el viento no sigue ningún patrón de conducta conocido.

Un buen argumento para justificar la introducción de Redes Inteligentes es para poder utilizar una cantidad más alta de energías renovables en nuestro consumo diario de electricidad.

Gestión de la demanda

Un concepto importante a considerar es la gestión de la demanda. Esto significa que no sólo la producción se adapta para equilibrar el consumo, como se hace hoy en día, sino que también las suministradoras en un futuro próximo, pueden influir en el consumo, informando del precio instantáneo de energía. Si encuentran un pico de demanda y al mismo tiempo hay poca producción instantánea de las energías renovables, se indica un alto precio instantáneo de energía, y usando tecnologías de telecomunicaciones y de procesamiento de información muy avanzadas, podremos tomar la decisión de consumir puntualmente la energía. Si la producción de las energías renovables es alta, se le indica al consumidor por medio de sus dispositivos inteligentes, el de precio de electricidad más bajo.

Los sistemas de manejo y gestión de energía ubicados en casas inteligentes, reaccionan usando estas señales de precios de energía instantánea y se adaptan teniendo en cuenta los requisitos y gustos del usuario (en este caso el propietario/habitante de la casa inteligente). Un ejemplo concreto sería que la bomba para la limpieza de piscina se enciende durante tres horas diarias pero siempre buscando los tiempos del precio más bajo. Otro ejemplo sería un coche eléctrico que se carga durante la noche para funcionar 150 km al día siguiente, pero aprovechando los tiempos de electricidad más barata.

Si necesitas más información sobre nuestros proyecto de I+D+i cumplimenta el formulario que encontrarás en la página contacto de nuestra página Web.

Visita nuestros proyectos Europeos de R&D